Pablo Quintana Fábrega , Interventor del Estado por más de 40 años, mi padre, ha fallecido.

Aquel viernes de Abril de 1977, me sorprendí cuando mi padre nos reunió a toda la familia tras la cena. En su cara se alternaban gestos de preocupación y discretas sonrisas. Para mí con 14 años , era algo extraño y sorprendente , ya que solo en muy contadas ocasiones mostraba sus sentimientos . Luego nos contó en voz baja y con detalle lo que iba a suceder esa noche.

Para mi fue un dia entrañable , porque se asemejaba a algunos momentos maravillosos de mi infancia ,cuando nos preparábamos para ir a capturar marisco todos juntos , en las playas de Luanco , en Asturias , con mi hermana Amparo y mis hermanos José María y Carlos , en las noches sin Luna aprovechando la bajamar y siempre en silencio ,mientras mi madre Amparo nos esperaba preocupada ,intentando distinguirnos por las luces de las linternas desde lo alto del Cabildo de la Iglesia De Santa Maria .

Con la misma ilusión y sigilo ,nos relato que se disponía a ir a su despacho oficial en la calle de Alcalá 44 de Madrid y permanecer allí hasta el amanecer para supervisar en persona las tareas del grupo de trabajadores encargados de retirar el yugo y las flechas de la fachada de la Secretaria General del Movimiento , ocho meses después de su cese en Agosto del 76 como Interventor General de la Secretaria General , contando con toda la confianza de Adolfo Suárez .

La retirada de los símbolos de la dictadura de Francisco Franco había sido preparada con mucha discreción . Tenían que desaparecer en una sola noche ,no podía haber ningún accidente y de los símbolos ,con cerca de 10 metros de altura , no debían de quedar ni las sombras ,literalmente. Para ello , se hicieron pruebas con pinturas y se estudió el cambio de color al secarse , hasta dar con la mezcla exacta para igualar el color de la fachada.

Se pretendía que no hubiera espectadores y menos aun , fotografías de ese momento histórico y evitar así posibles incidentes por la tensión social del momento , en especial debido a que la Falange Española de las Jons reclamaba los símbolos como propios .

Si alguien tenía un accidente durante el trabajo, esta situación con seguridad llegaría a la prensa y por este motivo se habían dado órdenes muy claras para que se extremara la seguridad por parte de los operarios encargados.

Mi padre ,al que le hubiera gustado ser arquitecto según me dijo un día ,quiso supervisar el trabajo personalmente .Su despacho estaba en la base de una de las flechas y por eso tenía una buena vista de la situación.

A la hora prevista se cubrió con una lona gigante la fachada de Alcalá 44 y el se puso a repasar sus tareas, mientras veía a los trabajadores iniciar la obra en su propio despacho.

Me contó que se quedó concentrado en lo que hacía hasta que sucedió algo imprevisto y pudo ver cómo una persona cogida de una cuerda, se balanceaba de un lado al otro de su balcón «como Tarzán de los monos».

De inmediato y muy alarmado , hizo llamar al responsable para detener el trabajo y recordarle que la seguridad de los trabajadores era fundamental y que se habían dado instrucciones exactas en este sentido.

Relato que el jefe de obra le escuchó con paciencia y le dijo que debía de confiar en él y en los trabajadores que se habían seleccionado, porque eran los mejores .Le explicó que de ser necesario cumplir las normas de seguridad respetando las leyes , el trabajo se alargaría , no solo unas horas, sino varios días.

Mi padre decidió confiar en el aplomo del encargado y considerando todas las circunstancias, permitió que el trabajo siguiera adelante.

Al amanecer no quedaba ni la sombra de los símbolos franquistas.

Desde que tuve uso de razón ,quiso prepararme como abogado .A los 9 años ,tras recibir la Primera Comunión ,y tras leer las obras completas en dos tomos de Mark Twain ,me puso delante el Código Civil Español que pretendía aprendiera de memoria .Yo lo intentaba ,pero no entendía el significado de las palabras .

El único puesto que le faltó alcanzar fue el de Ministro durante la democracia .En cuanto le fue posible, se afilió al Partido Socialista Obrero Español aunque dejó pronto su militancia. En muchas ocasiones me contó detalles extraordinarios de su labor .

Me conto en una ocasión que se había celebrado un concurso público entre muchas empresas, para adjudicar los extintores obligados por ley para los colegios del estado , poniendo al día nuestra legislación con la europea. Ni uno solo de los propuestos cumplia todos los requisitos técnicos .Era inminente el comienzo del curso escolar y se debía de tomar una decisión urgente y por ello se decidió seleccionar el modelo que más se acercaba al ideal.

Cuando no se llega a encontrar una solución idónea para un problema grave , se puede y se debe elegir la solución menos mala posible.

Logró una plaza como Contador del Estado con 17 años, realizó la carrera de Derecho en Sevilla ,y con el tiempo , aprobó la oposición a Interventor del Estado , que ejerció durante más de 40 años en diferentes destinos , llegando a ser Subdirector General Fiscal.

Muchas interventoras e interventores actuales lo tuvieron como profesor en una academia aledaña a las Cortes, desde donde fue testigo directo del Golpe del 23 F.

Le llamaban «la mano de hierro», según me contaron un día , porque además de apretarla con fuerza en el saludo , no cedía ante nadie cuando encontraba una irregularidad.

«EL CONTROL DEL DINERO PÚBLICO ES SAGRADO» , me dijo una vez.

Mi padre era un servidor público ejemplar. Me contó varios casos del robo del dinero público ,antes de verlos en la prensa años después y sucesos escandalosos de nuestra transición ,que nunca he visto publicados.

Yo doblaría el número de Interventoras e Interventores del Estado , triplicaría el de Inspectoras e Inspectores de Hacienda y de Inspectoras e Inspectores de Trabajo y no dejaría prescribir el robo de dinero público NUNCA.

El estado debe poder disponer lo necesario para dotar de más personal y medios a los juzgados saturados desde hace años y muy en especial y sobre todo, MEJORAR LAS CONDICIONES DE TODAS LAS ABOGADAS y ABOGADOS de OFICIO en este país ,que son para la defensa de nuestros derechos ,el equivalente a nuestras DOCTORAS y DOCTORES y el PERSONAL SANITARIO de la SANIDAD PÚBLICA y las PROFESORAS y PROFESORES de la ENSEÑANZA PÚBLICA.

Mi madre Amparo Cabello , que falleció hace mucho tiempo y mi padre , se divorciaron tras más de 25 años. Las responsabilidades que mi padre tuvo y su total dedicación al servicio público ,le restaron mucho tiempo para estar con su familia .

Mi padre se casó con Maria Jesus Porto y a través de estas palabras ,le acompañó en su dolor y le agradezco que esté facilitando a mis hermanos que podamos recuperar los objetos de nuestros antecesores ,que como decano de los Quintana ,mi padre atesoraba.

El , cómo las personas que tienen 90 años hoy ,eran niñas y niños de cinco años cuando sufrieron el miedo de vivir una dictadura militar y durante toda su vida callaron y trabajaron para que nosotros y nosotros estemos aquí.

Yo fui muy afortunado en preguntarle con motivo del PROYECTO TINC UNA PALLA A L’ULL..,sobre los apellidos de mi bisabuelo Pablo Fábrega Coello a tiempo ,y así he podido MIRAR AL PASADO SIN MIEDO Y SIN IRA.

Tras dos caídas accidentales y sucesivas ,mi padre ha fallecido en Ourense. Su memoria era algo extraordinaria y he tomado nota de cada nombre que me dio. Compartiré en este blog la información que he logrado sobre los parientes del apellido Fábrega.

Las muertes de miles de ancianas y ancianos ,muchas de ellas PERSONAS CON DISCAPACIDAD COMO YO en las residencias de nuestro país durante esta terrible situación ,HAN PUESTO DE MANIFIESTO QUE NUESTRO MODELO RESIDENCIAL ES UNA ABSOLUTA VERGÜENZA NACIONAL .

ABANDONADAS SIN ASISTENCIA MÉDICA Y EN SOLEDAD, SUS MUERTES TIENEN QUE SER EXPLICADAS Y LAS PERSONAS RESPONSABLES DEBEN SER JUZGADAS POR LA LEY DE FORMA INEXCUSABLE .

HOY SE CUMPLEN 50 AÑOS DEL NACIMIENTO DE UNA CANCIÓN .MI PADRE ,CON 90 AÑOS Y MEDIO ,COMO EL DECÍA ,LA TENIA PUESTA EN SU TELÉFONO MÓVIL. SIEMPRE QUE LE LLAMABA LA ESCUCHABA Y SE QUEDARÁ PARA SIEMPRE ASOCIADA A SU MEMORIA.

QUIERO DEDICÁRSELA A MARIA JESUS PORTO ,A MI FAMILIA Y A TODAS LAS PERSONAS QUE LEAN ESTAS PALABRAS ,PORQUE AL LLEGAR A LOS 58 AÑOS YA SE QUE TODAS LAS PERSONAS DE ESTE MUNDO, SOMOS PARIENTES ,SOMOS FAMILIA.

IMAGINE DE JOHN LENNON

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *